Carta del Presidente

Los 12 meses de 2020 han sido excepcionales en la vida de toda la sociedad. Como en tantos otros aspectos, la pandemia provocada por la COVID-19 también ha tenido sus efectos en las empresas, tanto en el día a día de su gestión como en su planificación a largo plazo. Hoy, la situación nos ha obligado a vivir, si cabe, más pegados a la actualidad.

Me van a permitir que comience este mensaje empiece dando las gracias a todas las personas que hacen posible Eroski. Personas que, individual y colectivamente, han estado a la altura de las demandas de la sociedad, y que lo han hecho con determinación y eficacia, en todo momento lo mejor de sí mismas en beneficio de la comunidad. Para ninguno de nosotros esta respuesta ha sido una sorpresa. Pero es imprescindible reconocerlo, sobre todo cuando alcanza este nivel de entrega.

Lo cierto es que la categorización de nuestra actividad como “servicio esencial” nos ha exigido agilidad y rapidez en la respuesta a los retos surgidos.

Nos marcamos como máxima prioridad la garantía de la seguridad tanto para los trabajadores como para los clientes. Fue complicado en los primeros momentos, pero terminamos certificando nuestros establecimientos a través del sello de Tienda Más Segura de Bureau Veritas.

Y mientras tanto debíamos asegurar que, cada día, las tiendas estuvieran bien abastecidas. Toda la cadena de valor ha funcionado de forma excepcional y hemos conseguido dar una respuesta óptima a una demanda acumulada que aumentó significativamente en los primeros momentos de la crisis.

La pandemia ha afectado negativamente a diversos colectivos y, por fortuna, hemos podido atender a necesidades acuciantes de varios de ellos. Hemos donado 1.000.000 de mascarillas a ayuntamientos y entidades sociales. Hemos facilitado el acceso a productos de primera necesidad a través de nuestra Tarjeta Solidaria, puesta a disposición de las instituciones públicas. Hemos donado a los Bancos de Alimentos el equivalente a más de 6.5 millones de comidas. Hemos realizado la compra y la hemos llevado a la casa de miles de personas mayores. El año más complicado tenía que ser el año más solidario.

El consumidor ha cambiado sus hábitos de compra y nosotros hemos querido acompañarle en ese cambio. Ha buscado otras formas de relacionarse con nosotros y ha utilizado de forma intensa el canal online e Internet. Ello supone un reto de presente y futuro, porque lo coyuntural se ha convertido en estructural. La innovación y la transformación digital de la que tanto se habla en clave de negocio, no es otra cosa que facilitar la vida al cliente, hacer que encuentre productos innovadores, distintos, que tenga una experiencia de compra más satisfactoria, ágil y eficiente.

De igual forma, ese consumidor más omnicanal, está adquiriendo unos hábitos de consumo más saludables y sostenibles. Para facilitar esta evolución, EROSKI ha ampliado la gama de productos Eco/Bio de marca propia, tanto en frescos como en alimentación no perecedera. También estamos facilitando el acceso a productos que tienen unos elevados estándares en aspectos como la huella medioambiental o el bienestar animal, y acercando el origen de los productos al lugar donde se consumirán.

Sin solución de continuidad, el año 2021 ya está en marcha, y desde el ámbito corporativo y organizativo, EROSKI ha dado pasos para adecuar su estructura a la nueva realidad. Rosa Carabel es la nueva directora general del grupo. Quienes tenemos la suerte de trabajar con ella conocemos su talento, tesón y habilidad para liderar equipos. Rosa estará al frente de un Consejo de Dirección que se amplía e incorpora áreas que resultarán fundamentales para el futuro próximo como las de innovación y desarrollo. Estos cambios son coherentes con los retos del EROSKI que queremos seguir construyendo, con la apertura y transformación de más tiendas, con la inversión en una logística más eficiente y sostenible, y con una sostenida apuesta por el producto fresco y de proximidad. No olvidamos tampoco la hoja de ruta que nos marcan los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas a los que queremos contribuir de forma decidida en virtud de nuestra adhesión al Pacto Mundial en el 2002 y que refrendamos anualmente con la actualización de nuestros Compromisos por la Salud y la Sostenibilidad definidos en 2018 gracias a las aportaciones de más de 8.000 socios clientes.

Uno de los últimos pasos que hemos dado desde el ámbito corporativo es el de la incorporación de un socio para compartir la gestión de nuestro negocio en Catalunya y en las Islas Baleares. Esta operación nos sitúa en un escenario muy positivo para seguir afianzando nuestros negocios en los citados perímetros y es, sin duda, un paso definitivo en el proceso de reestructuración de la deuda iniciado en el año 2009.

Este informe anual que tienen entre sus manos recoge interesantes datos y detalles que podrán refrendar lo que he querido trasladarles en estas pocas líneas. Espero que les resulte una lectura inspiradora.  

Agustín Markaide
Presidente del Grupo EROSKI